USO DE BIG DATA EN SERVICIOS FINANCIEROSPatricia IngaEnero 2017

Por : Patricia Inga

Uno de los aspectos más importantes en la creación de nuevos productos y servicios, es obtener información del posible cliente o usuario, de sus características, patrones de consumo y comportamiento, entre otros, todo lo que aportará a definir la efectividad de la oferta de valor que se espera ofrecer.

 

Así la inexistencia de esa información, así como la precisión o calidad de la misma, solía ser un obstáculo cuando hablamos de nuevos productos u ofrecer productos a segmentos del a población antes no atendidos. Pero parece que hoy en día ese problema está muy cerca a resolverse, si es que no ha sido resuelto ya, en varios ámbitos de negocio.

 

Y es que la cantidad de información pública sobre personas, empresas, instituciones que podemos encontrar en internet es impresionante.is Millones de datos, mensajes, videos, transacciones y muchas otras piezas de información de toda índole se comparten en ella y muchos otros millones se almacenan en servidores de todo el mundo. Generalmente, a todo ello se denomina “big data”, por su denominación en inglés. No obstante los especialistas añaden que para considerar esta data como “big data” deberá tener cualidades específicas: volumen, velocidad, variedad, veracidad y valor.

Más allá de las definiciones y gracias a la ubicuidad de medios de comunicación como la telefonía móvil, un aspecto importante de la “big data” es que también incluye información de segmentos de la población, de los que antes no teníamos mayor información y menos digitalizada, población ubicada en zonas remotas, a las que a veces no ha llegado ningún servicio público o privado a excepción de la telefonía móvil.

 

Algunas de las nuevas tecnologías que están siendo aplicadas a servicios financieros, se basan por ello en la captura, análisis y aplicación de la información que se puede obtener de ese mar de datos, a través de procesos de analítica avanzada y herramientas tecnológicas que pueden evaluar grandes cantidades de información de manera inmediata y eficiente, reduciendo los costos que antes un análisis de este tipo implicaría.

 

Sin embargo, no toda información disponible para fines comerciales es útil y no toda información necesaria está disponible. La utilidad de la información responderá al objetivo perseguido o el problema a resolver. Así tan importante como determinar qué información será útil para el proceso de captura, lo será el posterior análisis e interpretación de la información para obtener los resultados que aportarán a la toma de decisiones y estrategias de negocio.

 

La “big data” viene siendo utilizadas para el desarrollo, por ejemplo, de nuevos modelos de evaluación crediticia, basada en el historial de recargas pre-pago, en la información disponible en las redes sociales de personas y empresas sin historial crediticio o en la información de sus transacciones en billeteras electrónicas, o para desarrollar seguros vehiculares considerando el perfil de riesgo del cliente asociado a herramientas de geo-localización, que ayudan a predecir la posibilidad de accidente en las rutas de la ciudad y país que estos recorren.

 

Pero el conocimiento del cliente, su perfil y necesidades para el desarrollo de nuevos productos o procesos, es sólo una de las áreas en las que la “big data” está siendo aplicada, pues eventualmente puede contribuir en la mejora y efectividad de cada eslabón de la cadena de comercialización de las actividades financieras.

 

Tal vez a este punto sea necesario hacer una pausa y pensar primero cómo las instituciones financieras pueden aprovechar la información disponible. En algunos casos, esto podría pasar por la digitalización de información y procesos que ellas ya tienen y que aún están en papel, de modo que pueda obtenerse el máximo provecho de ellas con las nuevas herramientas tecnológicas. La era del papel debería quedar atrás, no sólo por el impacto al medio ambiente, sino por todas las posibilidades que nos ofrece obtener la información digitalizada desde su origen.

 

Otro aspecto importante en la captura de información será asegurarse de contar con las autorizaciones necesarias para hacer uso de esa información, de modo que exista una adecuada protección de la información y derechos de los consumidores, así como velar porque existan mecanismos de seguridad informática apropiados, que garanticen la protección de los mismos a lo largo de su procesamiento.

 

Y ustedes, ¿cuáles consideran otros aspectos importantes a considerar para el uso eficiente de “big data” en servicios financieros? Esperamos sus comentarios.

 

 

 

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *