Andabamba

Una entrevista en Andabamba ha sido particularmente esclarecedora de esta influencia centrípeta que Paucará ha ejercido sobre los distritos vecinos. Una comunera de Andabamba, además de las propias autoridades del distrito, confirma que Paucará ha sido, “desde siempre”, donde vendían su producción y compraban lo que necesitaban. En décadas anteriores, el único acceso era por medio de caminos de herradura, recorridos con una mula para cargar la cosecha y traer los artículos de consumo. Esta vinculación comercial, indispensable pero penosa, ha sido revolucionada con la rehabilitación de los caminos que se ha llevado a aproximadamente 8 años, en 2006, con intervención del gobierno regional. La rehabilitación ha permitido la entrada de vehículos modernos que constituyen actualmente el principal medio de transporte de la población de la zona norte. La importancia de los caminos es reconocida por las autoridades de Andabamba: “Hay muchas necesidades, pero primordial es carretera.”

 

Con la mejora de la articulación vial, crece la facilidad de acceso a la feria. Como hemos observado en nuestra visita, quien visita la feria es primariamente la población rural, campesinos, a diferencia de lo que se ha observado en la feria dominical de Lircay. Esto significa que la población de la zona norte, en su mayoría rural, está vinculada extensamente (en términos de territorio) a la feria. Asimismo, como resultado del dinamismo comercial y la presencia masiva de consumidores, empresarios de otras zonas de la sierra peruana – especialmente huancaínos – se han migrado a Paucará, comprando viviendas y estableciendo negocios en la capital distrital. Esto ha llevado a una diversificación inicial de las actividades económicas en la zona, como resultado del emprendedurismo local y extranjero.

 

Es necesario enfatizar que la formación de un mercado como el de la zona norte, altamente integrado a otras zonas de la sierra peruana, asimismo que la costa, ha requerido la inversión en infraestructura vial que ha caracterizado las últimas dos décadas de ambas provincias de Acobamba y Angaraes. Es en el contexto de mayor conectividad vial, inmigración y emigración, comercio, diversificación económica y cambios culturales que se puede entender como una zona donde predominaba la “nación Chopcca”, comunidades campesinas cerradas y altamente hostiles a foráneos, se ha transitado a una nueva Paucará, moderna, urbana y comercial.

 

 

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *