Dinamismo provincial

Richard Webb

Tres admirables proyectos en La Libertad. Recordando a Luis Felipe Angell, el incomparable Sofocleto, dedico estas líneas a dos Mentiras Universales de la vida peruana:

 

– El país está parado

– La economía se concentra más y más en Lima.

 

Sí y No.

 

Miremos el caso del departamento de La Libertad. En esta región vienen coincidiendo tres fenómenos de alto dinamismo económico. Por casualidad, dos de esos fenómenos fueron reconocidos con premios internacionales, uno por el Banco Interamericano de Desarrollo, el BID, cuya reunión anual se lleva a cabo en Lima esta semana, y el otro por una Fundación española.

 

LA CAJA MUNICIPAL DE TRUJILLO

 

El primer caso es el de la Caja Municipal de Trujillo. Su meta de expansión en el volumen de crédito para el 2004 es nada menos que 60 por ciento. ¿Locura? Se trata meramente de repetir el crecimiento promedio de los dos últimos años. Desde 1998 la Caja ha multiplicado su crédito total en casi nueve veces. Ojo, este dinamismo se da también en la mayoría de las trece cajas municipales del país. Lo positivo de la expansión crediticia es que constituye a la vez un reflejo y una causa del dinamismo de la microempresa nacional. En este caso, la contribución principal de la Caja consiste en liberar al microempresario de las garras del prestamista, abaratándole así sus costos e incentivando una mayor inversión.

 

Tampoco es una expansión alocada. El premio por Excelencia en Microfinanzas otorgado a la Caja por el Banco Interamericano en agosto 2003 reconoce no tanto la expansión en si misma sino la calidad de la gestión, la que se refleja por ejemplo, en bajísimos niveles de morosidad.

 

CHAVIMOCHIC

 

Un segundo caso es el proyecto de irrigación Chavimochic, que trae el agua del Río Santa a los valles de Chao, Viru y Moche desde 1994. Durante unos cuatro años de fuerte inversión y duro aprendizaje, un grupo de empresarios pioneros tuvieron que descubrir y abrir mercados para nuevos productos de exportación, como el pimiento y la alcachofa, aprender a controlar plagas utilizando insectos benéficos, adecuar la tecnología del riego tecnificado a las características del agua fuertemente sedimentada del Santa, y cumplir con las altísimas exigencias sanitarias y ecológicas de los mercados externos.

 

Desde 1998, la combinación de infraestructura pública de Chavimochic con esfuerzo empresarial viene generando un extraordinario dinamismo agroindustrial. Las exportaciones agroindustriales del proyecto han crecido a un promedio de 31 por ciento anual durante los últimos cinco años, generando miles de empleos directos e indirectos. Además, se ha sentado las bases para muchos años más de continuo crecimiento. Así, se ha desarrollado un modelo de tecnología moderna –cultivo, procesamiento y marketing- que se esta extendiendo de los grandes fundos agroindustriales a los agricultores medianos y pequeños de los valles tradicionales. Y al mismo tiempo, aunque aún con muchos contratiempos, se viene elaborando un modelo de trabajo conjunto -una relación de socios estratégicos- entre los sectores público y privado en la actividad productiva.

 

En 1998, el proyecto Chavimochic fue galardonado con el Premio Internacional Puente de Alcántara de España por su excelencia física y su importancia social como obra pública.

 

ALTO CHICAMA

 

Un tercer fenómeno de la economía Liberteña es el proyecto minero de Alto Chicama, cuya explotación está a cargo de la empresa Barrick. El proyecto aún se encuentra en etapa de preparación, pero ya contribuye a la generación de empleo y de actividad local a través de los trabajos de inversión. Se espera que iniciará su producción el próximo año con un valor de exportación del orden de US$300 millones anuales, lo que significará un aumento de diez por ciento en el PBI del departamento. Además de ese aporte productivo, la mina tendrá un efecto dinamizador en la olvidada sierra de La Libertad, creando empleo y obligando a una mejora significativa en la carretera de penetración desde la Costa.

 

No es exacto decir que el país esta parado. Ni que todo es más y más centralización. Ni es el departamento de La Libertad un único caso de dinamismo provincial.

 

Publicado en Caretas, 25 de marzo 2004.

 

 

 

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *